sábado, 5 de mayo de 2018

Las marinas para los tomates

Durante los últimos dos años el método de siembra había sido colocar los tomates en llano y posteriormente mediante cavarlos y hacer el surco de riego. Pero siempre teníamos un problema con el riego y era que al final el surco no quedaba bien hecho y en algunos sitios se alagaban y en otros no se regaban. Por eso he vuelto este año a la forma que hacia años atrás, aunque luego instale el riego por goteo lo primero que haré serán las marinas. Las marinas consisten en hacer un surco  o regadera por la que regar las plantas y y un alto donde colocar las plantas. Para los tomates el ancho suele ser de entre 70 a 90 centímetros de centro de marina a centro de marina. Con ello se evitan que se caigan al agua. Lo mejor para su puesta es colocar dos filas. Por ello no se asolanan los tomates, hay menos hierba y con una misma goma puedo regar ambos surcos
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario