martes, 27 de enero de 2015

El pimiento; cultivo desde semilla


  • Introducción:
El cultivo del pimiento requiere bastante paciencia, ya que desde su nacimiento hasta el inicio de su producción pasan hasta cuatro meses. No es muy difícil de cultivar si se siguen unos pasos sencillos, podremos obtener nuestros propios pimientos estando atentos. Tanto los pimientos como los tomates necesitan de un periodo de cama caliente, o lo que es lo mismo una temperada en invernadero. 

  • Siembra:
Lo primero que tenemos que tener en cuenta es tener una buena simiente, es imprescindible que este seleccionada y que no exceda la fecha de caducidad. En caso de que ya hayamos abierto el sobre en el que vienen precintadas deben guardarse en un lugar oscuro y seco.

Una vez elegida la variedad de pimientos procederemos a la siembra en semilleros. Podemos elegir entre los semilleros de corcho blanco o los de plástico, dependiendo del lugar donde van a situarse se aconseja uno u otro. El corcho presenta la ventaja de que aguanta mas la humedad, sin embargo el de plástico suelen ser mas grande.

Comenzaremos llenando el semillero de humus o tierra fértil, también es muy usado la fibra de coco. Una vez realizado este paso colocaremos en cada hueco una semilla o dos de pimiento. Seguidamente taparemos con tierra, la misma que hemos incorporado en el semillero anteriormente. Finalmente pasaremos a humedecer el semillero, debemos hacerlo con cuidado para que no se hagan agujeros en la tierra, ni tampoco se estropee la siembra. 

Una vez terminado colocaremos el semillero en un invernadero o al menos en un lugar reservado de las bajas temperaturas. Deberemos humedecer el semillero cuando veamos que este lo necesite, no se deben formar charcos, pero tampoco debe estar seca la tierra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario