miércoles, 5 de febrero de 2014

Semilleros I: cultivo de tomates y pimientos.


  • Introducción:
En el cultivo del tomate y del pimiento necesitamos tener la planta reservada del frió durante el periodo invernal, así pasara la fecha de su nacimiento y hasta que el porte contenga entre 4 y 5 hojas que sera el momento del transplante, durante este periodo tendremos las plantas en los semilleros. Los semilleros son simplemente unos envases llenos de tierra fértil en el cual hemos introducido las semillas que deseamos cultivar. El semillero puede ser de plástico duro o de corcholina, la diferencia es que el de corcholina absorbe mejor el agua y si lo colocamos en un recipiente lleno de agua flota y absorbe la que necesita con lo que nos facilita el trabajo.

  • Siembra del tomate y pimiento
Lo primero que debemos preparar es el semillero donde queremos cultivar la planta para su posterior transplante a su lugar definitivo, para ello llenamos el recipiente de estiércol debido a que esto favorecerá el nacimiento y contiene una tierra muy rica en nutrientes, ademas de que aprieta muy poco. Una vez lleno el semillero de estiércol procedemos a colocar las semillas y para ello lo que realizamos es un pequeño agujero en la tierra no muy profundo, e introducimos la semilla, una por cada recipiente del semillero. A continuación procedemos a tapar el agujero pero sin apretar mucho la tierra. Seguidamente regaremos la tierra sin encharcarla, este riego lo repetiremos una vez en semana siempre y cuando la tierra se vaya secando.

  • Colocación de los semilleros de tomates y pimientos:
Una vez sembrado y regado debemos colocar los semilleros en un lugar donde puedan recibir la luz del sol y que estén protegidos del frió y las heladas. Si no tenemos un invernadero que es el lugar idóneo para colocar el semillero podemos cubrirlo con un plástico transplarante y ponerlo en un lugar donde reciba la luz solar y este protegido de heladas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario